Entradas

Poemas de Alexis Gutiérrez

Imagen
TUERCA

A punto de seguir su trayectoria da giros a la inversa, titubea como lanza empuñándose hacia atrás hasta oír el ensamble con la rosca.
Así dudas, amor, al enroscarte, pero juntos haremos ese clic: una punta de flecha por el aire girando, hilo a hilo, en un sinfín.


PULIDO

Si dos cuerpos biselan sus aristas y ablandan para unir sus propiedades, no conviene pulir más de la cuenta la rígida fusión entre las partes.
Cuidado con la fuerza de la piedra si queremos que nunca más afloje por una vibración, un golpeteo o el aire, no se ve, pero corroe.
Se debe esmerilar con precaución para no provocar una fractura. Un empalme tan frágil, tan sensible, no resiste una nueva soldadura.


EL REPUESTO

Diez de julio es un buen dato pero alerta, siempre vivo, el repuesto alternativo no es lo mismo, aunque barato. Una tarde anduve un rato cuando oí una voz melosa. Era rubia, voluptuosa, le dije: hola soy Pascual dijo: ¡yo me llamo igual! y arranqué por Santa Rosa.


LAS TORRES

El galpón le pregunta a los candados dónde fueron a dar lo…

Poemas de Bernardo Grez

Imagen
PRIMA NOCTE1
Tocándola de oído violento todos sus broches hago claudicar el botón de cara redonda que custodia su ombligo así abierta como una naranja deja escapar su lado lacustre entonces enfrento todos sus pechos que ruedan como bolas de fuego su piel incógnita tartamuda en los extremos esponjosa como la tierra vegetal cuando la lluvia la sorprende recorro cada ladera cada nervadura desfiladero y la ciénaga de textura incendiaria hilvano en ella con firmeza como lo hacen las bestias del mar atrapadas en una copa de vino esta noche es la primera noche con el sol atorado entre las piernas

1 Del latín; primera noche


EMBOCADO
Cada vez que se apaga la luz no encuentro tu boca
entonces desesperado la busco con mi ojo del oriente puesto en los labios tanteo tus laderas de solana el estuario innavegable bajo tu pijama y los trigales apiñados junto a un precipicio

Prosa Poética de Blanca del Río

Imagen
Juana Inés de la Cruz, mártir de la poesía Homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695). Primera feminista de América. Su pecado fue nacer mujer y amar la poesía. Escoge la vida monjil para cultivar su pasión por las letras. Lee lo divino y lo profano, desde la Biblia a Aristóteles, Copérnico, Góngora, Quevedo... Joven y bonita, su obra recibe el agasajo de las cortes novohispanas. La admiran en Madrid y Sevilla, Quito, Lima. Escandaliza a los jerarcas de la Iglesia.
Es adúltera Juana Inés cuando escribe sonetos amorosos a María Luisa de Paredes, la virreina, su musa y protectora: ” Esta tarde, cuando te hablaba, como en tu rostro y tus acciones vía que con palabras no te persuadía que el corazón me vieses deseada (...”)* Es réproba cuando viola lo indecible, cuando defiende su pasión por las letras, su derecho a ser mujer: Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis(...)* Es osada cuando ataca a sus enemigos: (...) Claro honor de …

Poemas de Carmen Gloria Berríos

Imagen
EXTORSIÓN
Mi ángel de la guarda se viste en Armani y desayuna champaña con caviar Es el precio que le pago Para que no me acuse a Dios




COLECCIONISTA
Qué hermoso ejemplar dices mientras clavas una araña en tu insectario
Por eso cada vez que me llamas hermosa
tiemblo




TRA(D)ICIONES
Eva introduce apocalípticamente un trozo de manzana en la boca de Adán
La bruja introduce letalmente un trozo de manzana en la boca de Blanca Nieves
Mi abuela prepara afanosamente un strudel de manzanas
Me inquieta el destino de mi abuelo

CAOS
Todo el mundo parece enfermo últimamente

Poemas de Carol Vallejos

Imagen
ISLA
La vi marcharse hasta convertirse en isla, un niño isla, una niña isla.
Icé las velas volaron los recuerdos: un autito rojo, una muñeca, un dibujo, un poema, en mi pecho, dos luceros.
Me impulsó el viento hacia la otra orilla y en un barquito de papel logré volver a casa, la isla de mi infancia.

PRÓFUGA
Para Miriam, de 9 años.
Una voz ronca perfora las capas de la habitación.
Te recuerdo sumisa presurosa, atenta.
Hierven las papas apagas el fuego rebalsa la sopa su amargo sabor.
La puerta entreabierta dispara en tus pulmones.
Corre, corre no mires la fusta que extiende su voz.